sábado, 26 de octubre de 2013

Volvi:3 O eso intento.

Hola... n-n' bajen sus cuchillos, hachas y todo tipo de armas. ¬w¬ Te lo digo a ti shadow... Bueno, se que he estado mucho tiempo sin subir entradas  y sin "mostrar señales de vida" por así decirlo, lo que pasa es qué estuve ocupada con: Exámenes y cosas de mi vida personal. Me he cortado el cabello *-* y tengo una minina en mi casa, así que debo cuidarla y vigilarla hasta que se "adapte" al lugar. También se acerca mi cumpleaños, cumplo nada más y nada menos que 15 años, maldita falta de inspiración ella también tiene la culpa de que no escriba...

Inspiración: ¬-¬ Tu eres la floja que no piensa...

No me eches la culpa a mi... ¡Bueno, les prometo que escribiré pronto :3 Nos leemos pronto, se cuidan!

sábado, 12 de octubre de 2013

~Noche en el sofá~

Ames: pues opino que deberías comer menos, pero sabemos que eso no pasara. -Una sonrisa se pinto en el rostro de la eriza.-

Sonic: T-T deja de llamarme gordo. 

Amy: Quieren calmarse, es verdad que estas algo regordete y tu eres un poco irrespetuosa pero deben quererse...¿Tu que piensas Ann? 

Anastacia: ¡S...Si! -Dejo escapar la eriza en un leve grito.- Creo que deben respetarse... 

Ames: No dirías lo mismo si este vejestorio fuera tu padre.-Añadió mientras tomaba a la eriza de sus manos y la acompañaba a su cuarto.- Vamos, te enseñaré donde dormirás hoy.

Las erizas subieron al primer piso, a simple vista Ames podía parecer una niña irrespetuosa y poco agradable pero en realidad  es una niña muy buena. La sala estaba muy silenciosa así que voltee mi rostro para verificar que Sonic se encontrara bien. Sus ojos estaban cerrados y su respiración era lenta y tranquila, se había quedado completamente dormido. Realmente no deseaba despertarlo, ademas se veía muy cómodo en el sofá así que opte por recostarme a su lado. Sus latidos resonaban en mi oídos, adoró estos pequeños momentos de tranquilidad...

La mañana era cálida y tranquila, los débiles rayos de sol se filtraban por la enorme ventana de la sala. Era claro que me había quedado dormido en el sofá, observe a la eriza que se encontraba a mi lado, su respiración chocaba contra mi pecho y producía una sensación de calma y paz. Lamentablemente debía despertarla, besé lentamente sus labios, ese sabor a fresa me volvía loco. 

Amy: Bueno...Buenos días.-Hablo restregando sus ojos con calma.-

Sonic: No debiste dormir en el sofá, puede hacerte mal. 

Amy: Se veía muy cómodo y no quería que fueras el único que disfrutara de tal placer. 

Sonic: Eres una tonta,¿Sabes? 

Amy: Tu tonta... -Sonríe y besa su mejilla.- Iré a asearme...

Continuara...